martes, 28 de mayo de 2019

Pan con almidón de trigo sin gluten





¡Qué ganitas tenía de panarrear! Este curso ha sido intenso y he tirado mucho de panificadora y también de obradores. ¡Qué suerte haber avanzado tanto y tener a nuestra disposición obradores!

La verdad es que quería probar algunas cosiñas, que leyendo y escuchando tenía ganas de meterle mano.

Hace unos años que celebramos la llegada del almidón de trigo SIN GLUTEN a nuestras despensas, y la verdad es que fue un gran avance para nosotros.

Para los que os echéis las manos a la cabeza al leer TRIGO os digo que es seguro y tiene menos de 20ppm como han de marcar los productos sin gluten. Pero si el problema que tenemos es de alergia al trigo no es apto.

Os dejo la recetiña que he simplificado al máximo para que hagáis pruebas. Con estas cantidades os sale una hogacita de unos 400 gramos como la de la foto. Podéis doblar cantidades. La proporción es 80/20 (80 gramos de almidón por 20 gramos de harinas integrales).

Ingredientes:

200 gramos de almidón de trigo
50 gramos de harina de avena (certificada sin gluten)
50 gramos de harina de trigo sarraceno
3 gramos de levadura seca de panadero
5 gramos de sal (2%)
5 gramos de psyllium (2%)
5 gramos de goma xantana (2%)
10 gramos de Aceite de Oliva Virgen Extra
Una cucharadita de miel
212 gramos de agua (85%)

Preparación:

En un bol pesamos todos los ingredientes secos excepto la goma xantana. Ponemos en la cubeta de la amasadora (yo amaso con la panificadora) el agua, y la miel, añadimos las harinas y empezamos el amasado.

Cuando llevamos 5 minutos añadimos la goma xantana disuelta en el Aceite de Oliva y terminamos el amasado.

Sacamos la masa de la amasadora, ponemos un poco de aceite en la encimera (muy poco) nos frotamos las manos con aceite y terminamos de amasar, finalizando formando una bola que mantenga tensión en su corteza.

El proceso de fermentado puede ser en frío positivo (nevera) durante más de 12 horas, o bien a temperatura ambiente. Si optamos por la fermentación en frío positivo con 1 gramo de levadura tenemos suficiente.

Una vez haya fermentado la masa precalentamos el horno a 220 grados,  colocamos la hogacita en una superficie desde donde podamos trasladarla cómodamente al horno y hacemos los cortes para el greñado.

Es importante generar vapor en el horno cuando metemos el pan. Cocemos a 220 los primeros 10 minutos y luego bajamos a 200. El tiempo de cocción dependerá de vuestro gusto personal, la hogacita de la foto lleva 50 minutos, a 200 grados, y como veis no está muy quemada.

Dejar enfriar en rejilla, al menos 4 horas para que se enfríe bien por dentro. El pan termina de cocerse con el calor residual que queda al terminar el horneado.

Podéis cortarla en rebanadas como las de la foto y congelar. ¿Os animáis?





No hay comentarios:

Publicar un comentario